Talleres

 

Desde el año 2013 se implementa el proyecto Al infinito y más acá, una propuesta del Complejo Astronómico Municipal contemplada dentro de la oferta de talleres del Presupuesto Participativo, en todos los Centros Municipales de Distrito (CMD) de Rosario. Esta propuesta apunta a generar un espacio de experimentación y  observación astronómica a través de la construcción de objetos y está destinado a niños (7 a 12 años) y adolescentes (a partir de los 13 años).

Experimentar, descubrir, asombrarse. Tres acciones que intentan ser promovidas en los talleres de Ciencia y Astronomía, desde una perspectiva lúdica, constituyéndose asíen verdaderos espacios de formación. La búsqueda es comprender que la ciencia está a la vuelta de la esquina. Aparece en todo lo que hacemos, y es cuestión de empezar a observar los objetos y elementos a nuestro alrededor para que surjan miles de preguntas sobre cómo funcionan. 

De esta manera, se crea un espacio de producción colectiva abierto a todos aquellos niños y jóvenes que se interesen por experimentar, descubrir y asombrarse con fenómenos astronómicos, atmosféricos y lumínicos.

Los talleres de Ciencia y Astronomía se ofrecen tanto en el Complejo Astronómico, como en los diferentes centros municipales de distrito (CDM). Algunos chicos se acercan con el interés definido por ser parte de estos espacios, otros entusiasmados desde otros proyectos. El cursado es de carácter gratuito.  

Durante el 2013 más de 120 niños y adolescentes participaron de los talleres de Ciencia y Astronomía del proyecto Al infinito y más acá en todos los Centros Municipales de Distrito (CMD). El equipo de talleristas estuvo compuesto por jóvenes formados en disciplinas afines a los objetivos del proyecto: María Luz Santiago, María Laura de Sanctis, Lisandro Martínez y Mara Dobry.

De esta manera, el Complejo Astronómico Municipal pudo llegar a distintos espacios de la ciudad, a través de los seis Centros Municipales de Distritos (CMD), en su intento por acercar la astronomía y la ciencia en general a toda la comunidad rosarina.

Los talleres se desarrollaron con una frecuencia semanal,  desde abril hasta noviembre. Cada CMD ofrecía dos turnos, uno para niños de 7 a 12 años y otro para adolescentes, a partir de los 13 años, por lo que el contenido de las clases se adaptó a las edades.

Los jóvenes pudieron explorar sobre los fenómenos astronómicos, atmosféricos y lumínicos desde una perspectiva lúdica, construir distintos objetos astronómicos, fueron invitados junto a sus familiares a una actividad extracurricular: en plaza Italia, del barrio La Tablada los talleristas llevaron un telescopio para realizar observaciones de la Luna.

Durante el 2014, respetando los módulos y temas, los cursos serán trimestrales, comenzando en el mes de abril, renovándose en la segunda mitad del año. 

Metodología

El proyecto utiliza como dispositivo fundamental la modalidad de taller. Si bien los mismos presuponen una serie de módulos con contenidos específicos (Espacio Exterior – Fenómenos Astronómicos, Espacio Terrestre – Fenómenos atmosféricos, La Luz – Fenómenos Lumínicos), se trata de una propuesta pensada desde un diseño flexible y atento a los intereses de los participantes.

La metodología de trabajo parte del análisis de los fenómenos desde su complejidad, buscando fortalecer los conceptos estructurantes de las disciplinas científicas y potenciar las ideas centrales de cada disciplina para el análisis de tales fenómenos. Todo ello, enmarcado en el contexto de producción y aplicación de esos conceptos. En este sentido, se considera la modalidad de taller como una forma de trabajo creativo, flexible y dinámico donde el niño o joven pueda encontrar su propia forma de acercar al conocimiento científico.

La intención que se proponen los talleristas en sus clases es romper con la idea de la astronomía como una ciencia antigua, poco actual, y poder instalarla en estos tiempos.  El desafío es  llegar con un lenguaje coloquial a los chicos para explicar fenómenos científicos.

Los talleres se desarrollan con una frecuencia semanal. Simultáneamente, se llevan a cabo jornadas de formación de talleristas. En el tiempo de trabajo, se invita a los chicos a construir algún objeto astronómico, que permita observar el cielo a simple vista y, entre otras ideas, empezar a entender el mecanismo de funcionamiento de la Tierra, alrededor del sol. El cursado es de carácter gratuito y los asistentes sólo tienen que llevar algunos materiales.